2 poemas: lobo hombre y extrañar

Lobo Hombre

Acaricias con tus ojos todo mi cuerpo,

tus manos le sonríen a mi piel y

tu voz me abraza envolviéndome en tu ser.

 

Me dejas probarte y aprovecho para

mordisquear tus sentidos y saborear tu piel.

 

Los artificios de tus ganas me hechizan y

me rindo a tu placer, tu fuerza me atrae y

tu lujuria me retiene.

 

Lobo hombre amante,

invades mi cuerpo y mis sentidos,

me apresas en tus ganas y tus latidos,

me seduces, me provocas y me mantienes en vilo,

mientras me haces tocar el cielo perdiéndome en tus sonidos.

 

 

Extrañar…

… es sentir el dolor agudo que nos corroe la piel al sufrir la ausencia.

… es mirarte en el espejo y descubrir tu mirada sin brillo, tu sonrisa fingida y el color disminuido.

… es viajar los recuerdos al mundo del pasado para volver a vibrar con lo que ya no es.

… el voltear el rostro y encontrar la nada.

… es buscar en el vacío lo que se te escapó de las manos, dejándote un calor en los brazos que te calcina, hasta que las lágrimas refrescan tu existir.

… es dar los buenos días con el alma desangrada y las buenas noches con el temor a los recuerdos.

… es pasarse la existencia con la mente ocupada y el corazón vacío, la agenda repleta y el alma hueca.

… es darte cuenta que lo que amabas ya no existe y no vibrarás ya nunca al sonido de su voz.

Extrañar es morir a cada instante sintiendo la opresión en el pecho, arañando los destellos de felicidad que alguna vez fue, compartiendo todo tu ser con tu inseparable compañera: la soledad.

 

extrañar no es para ti

¡Comparte este artículo ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Quién es el autor?

Lectora, escritora, cinéfila, melómana y un poco solitaria, con posibilidad de caer en el concepto de rara. Nace en el Centro Histórico de la Ciudad de Puebla de los Ángeles (caídos), una mañana de domingo, y desde entonces mantiene los sentidos dispuestos a captar la vida y a sorprenderse por la...
Seguir leyendo
Redes sociales del autor: