¿Mea culpa?

Siempre he ‘creido’ que los cambios de perspectiva son la única esperanza que le resta a nuestro amado planeta. Sustento lo anterior porque, de no ser así, aún moriríamos de peste bubónica, como en otras oscuras eras. Hoy me hice una pregunta: “¿Qué tiempo hace que no cambias tu perspectiva sobre algún asunto importante de la vida?” Mis conjeturas fueron sorprendentes, y esas las comparto sólo con la gente con la que más intimo, pero me surgieron algunas posibles alternativas que pueden explicar mi estado actual:
a) No he tenido tiempo para pensar
b) No he querido pensar
c) Tengo exceso de ego
d) Me falta empatía con diversos grupos sociales
e) Todas las anteriores
Eso del ego me acarreó bastantes conflictos, pues todos aquellos que gustamos de escribir somos en sumo ególatras (o eso dicen): “Ningún ego más grande que el pensar que lo que uno escribe debe de ser publicado”.
Como verán, tengo muchos pendientes por resolver.

P.S. Este texto jamás debió de haberse publicado.

¡Comparte este artículo ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Quién es el autor?

Rimbombante A Secas es el pseudónimo de un algo que realiza tareas diversas con fines indefinidos, aunque notablemente hedonistas y lúdicos. Misión: secreta. En una ocasión se le fue revelada mientras compartía un 'wedge' con Perseo Montes de Oca en un conocido campestre de golf. Se le encomendó guardar "el secreto",...
Seguir leyendo